https://antibiotiqueaugmentin.com/augmentin-pour-gardnerella/

¡Mes de María, mes de las madres!

Jesús, al ver a su madre, y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo» (Juan, 25-27)

DIA-DE-LAS-MADRES-2020.jpgEl mes de mayo es siempre una celebración: la misma naturaleza con su estación primaveral le regala al mundo un espectáculo único de flores y derroche de vida. La conmemoración a la Virgen María en este bello mes es precisamente eso: una celebración de la vida; del perfume radiante que brota de nuestra flor más hermosa, la Siempre bienaventurada Virgen María. Esta celebración no es meramente un acto simbólico que busca enaltecer la memoria de la madre de nuestro señor Jesucristo, sino que constituye principalmente la exaltación de la figura de la mujer como tabernáculo del amor más puro y sencillo.

En nuestra institución hemos querido rememorar esta celebración con nuestros estudiantes, con el propósito de acercarlos más a la figura de María. Pero quepa preguntarnos aquí: ¿por qué la celebración de la virgen madre en este tiempo es particularmente importante para nosotros? Sin duda es una época en la que la angustia y la zozobra de esta inédita situación nos invaden y ninguno de nosotros estábamos preparados para suspender tan abruptamente nuestra vida cotidiana. Es por eso, que la figura de María y de la mujer toma una especial relevancia. Esta relevancia no está dada exclusivamente por el hecho de ser mujer; más bien está referida al profundo significado de fortaleza y de amor incondicional que representa la figura de María para nosotros los Cristianos Católicos, y también porque María es ejemplo de fortaleza, como nos los muestra el evangelio: “María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón” (Lucas 2, 15-19).

DIA-MADRE-1.jpgPor todo lo anterior es que podemos decir que la figura de María nos suscita una profunda reflexión sobre nuestra vida cotidiana: María es madre de la cotidianidad. Su apertura a los designios de Dios en su vida diaria así nos lo demuestra. María es sin duda ejemplo de maternidad, el amor que profesa por Jesús la lleva a soportar el dolor de la cruz de su hijo: no reniega de la voluntad de Dios, sino que la acepta con especial amor y entrega.

Nosotros hemos querido conmemorar con nuestros estudiantes este acontecimiento elaborando una tarjeta-mensajera, donde cada uno de ellos tuviera la oportunidad de expresar de manera sencilla, pero sentida,  el amor que tienen hacía sus madres, de la misma forma como Jesús en un acto de amor por María entrega a juan, uno de sus discípulos,  como hijo que ella habría de cuidar: «Mujer, ahí tienes a tu hijo» (Juan, 25-27). Mantengamos entonces nosotros en este tiempo de crisis el amor por nuestras madres; mantengamos un amor bonito: un amor que es paciente, cariñoso, tierno y sobretodo desinteresado. Valoremos a nuestras madres por el amor que ellas nos profesan de manera gratuita, pues la mejor conmemoración que podemos hacer a María es con un derroche de amor por nuestras madres; por las madres que Dios nos ha regalado.

Que María nos ayude en esta época a soportar con especial amor las adversidades que se nos van presentando en el día a día,  y que mantengamos viva la llama de la fe bajo el cobijo de nuestra madre celestial. 

LEANDRO TOVAR

JEFE DE ÁREA PASTORAL

 

PIE-DE-PAGINA-LICEO-2019.png

Con Forjadores del futuro se pretenden crear estrategias que permitan organizar, planear, ejecutar y evaluar todos los procesos educativos e institucionales, con el ánimo de construir un futuro de calidad a través de la formación integral, contruyendo en valores un esperanzador camino de vida.

Síguenos en: